Saltar al contenido
Modelo de Recurso

Jurisdicción contencioso-administrativa

La Jurisdicción Contencioso-Administrativa es la rama del derecho encargada de regular las actuaciones de la administraciones públicas, los actos administrativos, las disposiciones generales, e incluso la inactuación, es decir, cuando la administración tiene el deber de actuar pero no actúa.

Dentro de la jurisdicción contencioso administrativa existen dos tipos de procedimientos, el ordinario y el abreviado:

  • Procedimiento Abreviado: es para supuestos muy concretos, antes juzgados unipersonales. Se inicia con una demanda y de ahí el expediente administrativo se remite al juzgado, que a su vez se remite a las partes que intervienen con 15 días de antelación, y se celebra el juicio en el cual se proponen y practican las pruebas y se dicta sentencia.
  • Procedimiento Ordinario: se inicia con una demanda, le sigue la contestación a esta demanda por la parte demandada, práctica de la prueba solicitada en la demanda o la contestación, vista a conclusiones de la prueba y finalmente sentencia.