Saltar al contenido
Modelo de Recurso

Exhorto Penal

Otra vez estamos por aquí para aclararos y ayudaros a entender otro concepto del ámbito legal que a veces cuesta un poco identificar. En este caso hablaremos de la definición de Exhorto Penal.

¿Qué es el Exhorto Penal?

En algunas ocasiones, las personas citadas a declarar en un juicio en calidad de investigados, podrán observar una anomalía en el documento escrito de citación que han recibido. Lo habitual, es que en el titular de dicho escrito aparezca alguna de las siguientes frases:

  • Diligencias Previas
  • Juicio Rápido
  • Juicio por Delito Leve

Pero a veces, ocurre esa anomalía poco habitual pero que se da y por lo que tenemos que saber de ella, y qué es que el documento no contenga ninguno de esos títulos, sino que venga titulado con la frase de «Exhorto» o «Auxilio Nacional». En estos casos, las personas se preguntan qué es el Exhorto Penal o Auxilio Nacional. Pues bien, esto significa que se está dando una colaboración entre dos juzgados del mismo rango. Un ejemplo sería la relación profesional entre un Juzgado de Barcelona y uno de Sevilla.

exhorto penal

Ejemplo de Exhorto Penal

Un caso práctico podría ser cuándo se esté investigando, por poner un ejemplo, una estafa ocurrida en Sevilla, pero en la cual uno de los investigados reside en Barcelona. Entonces, el Juzgado de Sevilla, principal encargado del proceso, tiene dos opciones:

  • Podrá llamar a declarar al investigado, que tendrá que desplazarse de Barcelona a Sevilla.
  • Podrá ponerse en contacto con el de Barcelona para solicitarle la colaboración de este, aquí se daría el Exhorto Penal. Y a su vez este también puede ayudar de dos formas:
  1. Encargándose e tomarle declaración al investigado en su juzgado.
  2. Llamando al investigado a su juzgado, pero no para tomarle declaración, sino para proporcionarles los medios y el lugar para una videollamada o videoconferencia con el Juzgado de Sevilla, que será el que le tome declaración.

Este Exhorto Penal puede solicitarse no solo por el juzgado competente o el colaborador, sino que también lo puede requerir el abogado de la persona investigada en cuestión. Con el objetivo de ahorrarle a su cliente el viaje hasta otra ciudad, con los gastos de tiempo y dinero que eso supone.

Por supuesto, para que todo este procedimiento pueda darse de forma legal, donde el investigado pueda realizar una correcta declaración y en aras del derecho de defensa: el Juzgado principal, en este caso Sevilla, debe enviar el expediente al Juzgado Colaborador, en tal caso el de Barcelona.